http://localhost/camposanto/images/banner_1055x40_espacio_de_vida.png

En Yekaterinburg, capital del crimen organizado ruso durante años 90, los mafiosos tienen su cementerio particular.

Este cementerio es el lugar de descanso final para algunos de los grandes jefes de la Madre Rusia. Repleto de costosas piedras de mármol negro, grabado láser y retratos tamaño natural de los difuntos. Carísimas tumbas con lápidas del granito de la mejor calidad, inscripciones doradas con piedras preciosas, enormes esculturas, todo para ser destacados. 

Como en cualquier otro cementerio, cada tumba está convenientemente identificada con el nombre del fallecido o su busto.