http://localhost/camposanto/images/banner_1055x40_espacio_de_vida.png

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Pepper, es el robot humanoide que desde hace unos años ha trabajado en diferentes sitios donde convive con muchas personas, debido a que es el primer robot capaz de leer las emociones de las personas. Además, tiene un software que le permite hacer reconocimiento facial.

Cuando se piensa que un robot será el que oficiara un funeral, es normal especular que sería mucho más caro el servicio, pero no es así, ya que tendría un costo de alrededor de 390 euros, una cifra menor que tener un sacerdote humano realizando el funeral.

Nissei Eco les puso “robots budistas”, están vestidos con prendas de sacerdotes y son asistidos por un ser humano, no obstante, se espera que en un futuro cumplan los ritos religiosos propios para un difunto sin ayuda de nadie.

La empresa que implementó esta nueva alternativa para los clientes que quieren algún servicio funerario más barato, ya que Eco busca la manera de evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos, implementado de una manera ingeniosa a los robots, aunque muchos piensan que un androide no debería realizar el último rito porque no tienen sentimientos.

FUENTE